La magnetoterapia es una medicina alternativa que, en muchas ocasiones, es complementaria a la fisioterapia.

Esto se debe a que la fisioterapia es otra alternativa medicinal para curar dolencias por medio de ejercicios específicos, técnicas, o con elementos como el calor, frío, agua, y luz.

La fisioterapia busca que tu organismo funcione de forma adecuada a los sistemas del cuerpo.

Se ayuda de diferentes agentes físicos que involucran tecnología sanitaria, y es ahí donde también entra la magnetoterapia.

La fisioterapia está científicamente demostrada que funciona, mientras que la magnetoterapia se considera una medicina pseudocientífica.

La fisioterapia aplica ejercicios, estiramientos, y una terapia bio-psico-social para el paciente. Por eso busca los beneficios que otorgan los aparatos de diferentes medicinas (tanto científicas como alternativas).



La magnetoterapia se considera una práctica efectiva, beneficiosa, con aparatos seguros, y con pocas contraindicaciones.

Por ello, resulta una terapia recomendada para complementar si, en cualquier caso, te han enviado a realizar fisioterapia.

La fisioterapia tampoco presenta contraindicaciones. Si esto pasase, sería debido a una mala aplicación de otra de las terapias complementarias o mala actuación profesional.

La magnetoterapia no presenta contraindicaciones del todo, pero se recomienda no ser aplicada a personas que tengan una enfermedad vírica, hemorragias, hipotensión, micosis, embarazo, o que lleven un marcapasos o placas metálicas.

No hay que confundir la fisioterapia con la rehabilitación. La fisioterapia se ocupa de una recuperación física, mientras que la rehabilitación es una disciplina más integral (psicológica y médica).

Es común que estas dos también suelan ir juntas, como tratamientos complementarios, según cual sea tu caso.

La magnetoterapia usa los campos eléctricos, a base de imanes, que sirven para curar tipos de dolores y lesiones.

Al ser una terapia indolora, beneficiosa, segura, y que penetra de forma profunda, es usada junto a la fisioterapia como una herramienta añadida.

magnetoterapia fisioterapia

La fisioterapia, magnetoterapia y sus indicaciones terapéuticas

La magnetoterapia cuenta con indicaciones terapéuticas debido a los cambios bioquímicos que genera en el organismo, como por ejemplo:




  • Efecto trófico de regeneración de tejido.
  • Efecto inflamatorio.
  • Hipotensor (relajación vascular).
  • Efecto analgésico.
  • Antiespasmódico.
  • Sedación (por el aumento de las endorfinas).

Gracias a otros beneficios que crea, la magnetoterapia también se aplica para indicaciones terapéuticas más específicas, como:

  • Patología vascular periférica.
  • Cirugía.
  • Neurología.
  • Trastornos de estrés.
  • Trastornos de oscificación.
  • Traumatología.
  • Medicina deportiva.
  • Otorrinolaringología.
  • Medicina interna.



Aunque hemos hablado anteriormente sobre por qué la magnetoterapia es buena ‘compañera’ de la fisioterapia, también podéis ver que es complementaria de otras terapias, e indicaciones, gracias a su fácil aplicación y efectividad.

Aplicacion de magnetoterapia

La magnetoterapia y los efectos fisiológicos

Los campos eléctricos generan corrientes eléctricas en los tejidos para poder activar la alimentación celular, producir energía, y estimular a las mitocondrias para crear más fuerza vital en la mitosis.

Sabiendo que la magnetoterapia ayuda a los tejidos a recuperarse, regenerarse, y a curar diferentes dolencias y patologías, es un tanto obvio pensar que el paciente puede recuperarse más rápido si lo complementa con la fisioterapia.

Fisioterapia y magnetoterapia unidas con un mismo fin

Si la magnetoterapia te reduce el dolor, lo más probable es que tu cuerpo se sienta más fuerte y vital para realizar ejercicios fisioterapéuticos e irse recuperando poco a poco.

Otro de los beneficios de la magnetoterapia, es que cuenta con campos magnéticos de alta y baja frecuencia para cualquier tipo de dolor que puedas padecer.



Es con esto con lo que se generan cambios bioquímicos y fisiológicos:

  • Por medio de la piezo electricidad, favorece la regeneración del tejido óseo.
  • Puede mover sustancias ionizadas que se encuentran en disolución en la sangre.
  • Facilita el efecto trófico gracias a que eleva la solubilidad de sustancias.
  • Se puede aumentar el metabolismo.
  • Normaliza la acción de la bomba sodio potasio.

Ya que mencionamos los cambios fisiológicos, hay que saber que la fisiología es la ciencia que estudia las funciones de los seres vivos y sus tejidos, células, y los órganos.

En ella entran las ramas de la fisiología humana y la anatomía, por supuesto.

Al final, la fisioterapia tiene sus propios métodos y tratamientos para curar los procedimientos dolorosos del cuerpo, y la magnetoterapia aparece para ayudar a impulsar dicha finalidad.

Fisioterapeuta