La magnetoterapia es un tipo de tratamiento que se basa en aplicar imanes sobre ciertas partes y zonas del cuerpo que estén sufriendo algún tipo de patología o dolor.

Es una técnica que consiste en usar un par biomagnético, es decir, un imán positivo y otro en negativo.

Estos imanes interactúan entre ellos, ayudando a eliminar los efectos negativos que causan ciertas enfermedades y también ayudando a corregir el ph del organismo.




A esto se le llama biomagnetismo. El propósito del biomagnetismo médico es sanar a aquellos que padecen de enfermedades crónicas o aquellas que les cuesta ser curadas bajo la medicina tradicional.




La magnetoterapia se considera una técnica alternativa que puede ser compatible con otro tipo de tratamientos que esté llevando acabo el enfermo, y no supone un tipo de riesgo.

magnetoterapia

Hoy en día, la magnetoterapia es una terapia física muy utilizada para aliviar el dolor de huesos y articulaciones.

Se ha usado como una forma de regenerar el tejido óseo, y se ha comprobado su funcionamiento a través de los años al ver que provoca dichos cambios fisiológicos en el organismo.




Los médicos usan los campos magnéticos de baja y alta intensidad para ofrecer diferentes tratamientos que ayuden al sistema nervioso, patologías en la piel, el sistema circulatorio, y el aparato locomotor.

La magnetoterapia es fácil de aplicar y ayuda eficazmente contra procesos inflamatorios o dolores particulares.

¿Qué tipos de magnetoterapia hay?

Como ahora sabemos, los tratamientos de magnetoterapia se basan en el uso del par magnético.

Lo que diferencia el tipo de terapia, y sesión, es la intensidad de las máquinas que se utilizan.

Y por ello, tenemos:




Baja frecuencia

Los campos magnéticos de baja frecuencia se indican para el tratamiento de enfermedades crónicas y dolencias generales. Se puede aplicar en cualquier parte del organismo.

Alta frecuencia

Estos aparatos superan los 100Hz de potencia y se aplican sobre zonas y dolencias localizadas, de forma que ejercen de forma más profunda y amplia.

Beneficios y efectos de la magnetoterapia

Dentro de la terapia a base de imanes, los campos magnéticos de baja frecuencia (entre 1 y 100Hz) generan cambios bioquímicos, los cuales son favorecedores:

1. La piezo de electricidad favorece una regeneración acelerada del tejido óseo, ya que actúa sobre los osteoblastos.

2. Facilita el efecto trófico, de forma que los tejidos eliminan más rápido las sustancias tóxicas y pueden alimentarse y oxigenarse de forma más eficaz.

3. Se puede dar un aumento inducido en el metabolismo y la acción de equilibrio sobre el potencial de membrana, ayudando a normalizar la acción de la bomba sodio potasio.




4. Mueve sustancias ionizadas en disolución, ya que están en el torrente sanguíneo.

Efectos de la magnetoterapia sobre el organismo y tejidos

La vasodilatación

El efecto de baja y alta frecuencia sobre los vasos sanguíneos está demostrado.

Esto se produce aumentando la circulación y, ligeramente, la temperatura, porque ayuda a los campos magnéticos pulsantes a facilitar la acción de vénulas y arterias que riegan los tejidos.

La vasodilatación obtenida favorece el nivel de oxígeno en los tejidos, la estimulación del riego local, y eleva la concentración de oxígeno.

Todo esto es esencial para la célula.

Efecto analgésico

La mayoría de los pacientes que acuden a la magnetoterapia siempre se debe a que padecen un tipo de dolor.

La magnetoterapia ayuda a que dicho dolor vaya disminuyendo.

Su deber es actuar contra ello, y esto lo hace gracias a que los campos magnéticos producen un efecto calmante e inflamatorio porque libera el exceso de presión al que están sometidos los receptores sensitivos locales.

Induce a un estado de relajación sobre la musculatura, y por eso también se indica para tratar el insomnio, dolores de cabeza, y estrés.

Acción y regeneración sobre el tejido óseo

El aumento de la circulación facilita la regeneración de los tejidos dañados.

Los campos magnéticos estimulan la producción de colágeno. Activa los procesos energéticos y elimina sustancias para la formación de vasos sanguíneos y tejido óseo.

Los efectos de la magnetoterapia sobre la osteoporosis está más que comprobado.

Los campos magnéticos generan corrientes de electricidad en el tejido óseo que hace que los osteoblastos incrementen su producción de hueso.

Es por ello que la magnetoterapia se recomienda para tratar la osteoporosis, la distrofia simpático refleja, de la osteoporosis y de las seudoartrosis.

Otros efectos beneficiosos

 Antiinflamatorio

Esto se debe a que los campos magnéticos de baja frecuencia aumentan la circulación y facilitan un flujo sanguíneo normalizado que elevará el nivel de oxígeno y las sustancias nutritivas, para la reparación de la célula, y que así obtenga energía.

Los elementos tóxicos son eliminados, y gracias a ello entra el efecto antiinflamatorio.

Se normaliza la membrana y la fluidificación del medio acuoso en el que se encuentra la célula.

Relajante

Por último, genera un efecto relajante en la musculatura sobre las fibras lisas y estiradas.

La magnetoterapia actúa sobre el sistema simpático disminuyendo el tono muscular.

Los campos magnéticos ayudan a que se genere un efecto amplio que llegue al sistema nervioso central debido a la disminución del tono simpático.

En general, y como podéis ver, la magnetoterapia tiene como principales efectos los de tipo curativo y analgésicos.    

¿Existen contraindicaciones de la magnetoterapia?

La magnetoterapia es un tipo de terapia física que tiene un menor número de contraindicaciones.

Puede suponer un riesgo específico para personas con casos especiales, como el llevar un marcapasos, por ejemplo, lo cual suena lógico debido a que los campos magnéticos intensos podrían afectar al aparato.

Si se tratan de patologías tumorales, tampoco es recomendable realizar la magnetoterapia ya que se acelerarían los procesos tróficos.

No se recomienda a personas que sufren de hipotensión, enfermedades víricas o de micosis, o que tengan alguna hemorragia.

No se ha realizado ningún estudio sobre mujeres embarazadas, ya que es mejor prevenir el riesgo, y por ello, no se recomienda intentarlo.

Lo ideal es siempre consultar a tu medico, o terapeuta, y leer las instrucciones del aparato que estés usando para no correr riesgos innecesarios.

¿A quienes se recomienda el uso de la magnetoterapia?

Después de conocer los efectos y beneficios de esta terapia, podemos llegar a la conclusión de que la magnetoterapia se ofrece, sobre todo, a las personas que deseen tratar:

  • La artritis
  • Migrañas
  • Dolor leve o crónico
  • Lesiones musculares
  • Estrés
  • Cáncer

Estas son palabras muy generales. Pero en ellas se incluye los problemas de articulaciones o huesos, problemas de ligamentos, tendones, y esguinces, al igual que la depresión y ansiedad.

¿Magnetoterapia contra el cáncer?

Así es, igual que lo hemos apuntado antes, la magnetoterapia se ocupa de todo tipo de dolencias. Entre ellas, el cáncer.

El cáncer es una de las enfermedades más temidas y mortales en la actualidad.

como usar magnetoterapia

La medicina ofrece medicar extirpar gracias a la quimioterapia. Pero la magnetoterapia abre una nueva opción para su tratamiento y sin destrucción de tejidos del organismo.

Esto ha sido un tema controversial porque hay muchos defensores, así como detractores.

El Dr. William Pawluk, médico especialista en terapia electromagnética, habla de como los campos magnéticos afectan la membrana de la célula, y con esto entran nutrientes y eliminan los desechos.

Se puede restaurar la célula para retardar o frenar su envejecimiento. 

¿Cuántas sesiones son recomendables? ¿Qué precio tienen?

Como os imagináis, el precio varía según el país y la clínica a la que acudas.

Las sesiones de magnetoterapia no se consideran caras, además de que hay que tomar en cuenta la mejora de estado de salud que te proporciona.

Sacando una media, una sesión de 30 minutos puede salir en 15 euros.

Aunque, en términos más generales, una sesión está estimada entre los 20 y 30 euros. Es posible que tu centro terapéutico cuente con un bono que te salga mejor.

El número de sesiones depende de tu caso y la gravedad de ello.

Lo normal es que te recomienden acudir a tres sesiones separadas entre semana, de forma que el tratamiento total no dure más de un mes (a menos que sea necesario).

Al terminar tu tratamiento, te dirán si es recomendable que vuelvas dentro de un año para prevenir la dolencia o asegurarse de que la enfermedad ha desaparecido.

Todo esto está sujeto a casos individuales y a la recomendación de tu terapeuta.

¿Cuánto cuesta una máquina de magnetoterapia?

A pesar de que se recomienda asistir a sitios especializados que lleven acabo esta técnica, la novedad es que cualquiera puede tener un aparato de magnetoterapia en casa y pueden aprender la formación requerida para su uso.

Existen cursos que enseñan de forma sencilla a formar tu propia sesión de biomagnetismo médico.

Obviamente, hay que comprar máquinas y aparatos para llevarlo acabo. Dependiendo de la calidad de tus aparatos y complementos, la efectividad que tendrá tu sesión.

Si son para uso personal, se buscará un aparato que convenga a la dolencia que tenemos.

Si son para que otros lleven acabo la sesión, entonces las máquinas deberán ser más completas y diferentes para adaptarse a las enfermedades de otros.

Las máquinas de magnetoterapia cuestan entre 200 a 1500 euros según el aparato. 

Los complementos pueden salir entre 20 y 100 euros.

Nosotros te facilitamos la compra de estos aparatos, en http://magnetoterapiaefectos.es/aparatos. Además hemos buscado la tienda más segura para su compra y con un descuento aplicable en nuestro enlace.

¿Cómo elegir tu equipo de magnetoterapia y qué duración tiene?

Los aparatos de magnetoterapia tienen unas ventajas sobre los equipos de electroterapia, por ejemplo:

  • No necesita electrodos desechables que debas comprar cada pocas sesiones.
  • Se genera un campo inductivo mientras haya corriente eléctrica.
  • No se agota.
  • Es difícil que sus componentes sufran una avería.

aparato magnetoterapia

También es importante asegurarse que los aparatos que compres dispongan de un certificado CE médico.

El aparato marcaría CE seguido por 4 cifras, como: CE 4678 (número inventado).

La magnetoterapia como una vía de sanación

Se admite que la magnetoterapia no es eficaz al 100% en todos los pacientes, pero sí está demostrado sus beneficios y mejorías en el organismo humano.

Esta alternativa medicinal está siendo muy popular hoy en día entre diferentes tipos de deportistas que desean acortar sus tiempos de recuperación (entre ellos, Rafa Nadal, David Villa, y Thiago Alcántara).

Uno de sus usos más populares es el de curar dolores de rodilla, algo que padecen muchas personas, no solo deportistas. Así como también para el adelgazamiento, sobre todo, por parte del sector femenino.

La Tierra y el cuerpo humano, generan y crean de forma natural campos eléctrico-magnéticos. Cualquier alteración en nuestro campo magnético puede producir cambios físicos o emocionales.

Los profesionales del biomagnetismo médico consideran que la magnetoterapia es un avance en la historia de la medicina.

Esta técnica actúa como parte de la fisioterapia y la rehabilitación.

Es un tratamiento seguro y no invasivo gracias a que su tecnología se basa solo en energía electromagnética y no genera dolor.

Magnetoterapia para todos

Lo que la magnetoterapia te ofrece, además de todo lo visto, es mejorar tu calidad de vida.

Los resultados suelen variar en cada paciente, pero lo normal es estar viendo una mejora dentro de un mes.

La magnetoterapia tampoco es que sea “una cura milagrosa para todo” ni remedio de todo problema de salud. Por ello, primero hay que consultar tu caso con un especialista.

No olvides consultar a tu médico mencionando tu edad, o si padeces de algún problema de salud, fuera de la razón por la que deseas ser tratado.

Lo que hay que destacar de la magnetoterapia, es que tiene efectos prolongados una vez acabado el tratamiento. Cuenta con un elevado poder de penetración, y tiene una influencia fisiológica que estimula al organismo para llegar a su propia curación.

Si crees que la magnetoterapia puede ser útil para proporcionarte algún tipo de mejora, no dudes en complementarla con tus otros tipos de tratamientos.

Al fin y al cabo, la única forma de comprobar lo que hace y qué resultado da, es poniéndola a prueba.