La espalda es una zona compuesta por músculos, huesos, y otros tejidos, que se extienden desde el cuello hasta la pelvis. Esta se encuentra en la parte posterior de nuestro cuerpo y comprende el espacio entre el cuello y el glúteo. En la parte central, tenemos la columna formada por vértebras que ayudan y permiten el movimiento del cuerpo, actuando de soporte tanto para la cabeza como para el tronco.

Una lesión o dolor de espalda puede ser causado por diversas razones. En realidad, es de los dolores más comunes que existen y uno de los problemas más habituales en las personas. Hay lesiones de espalda que son muy comunes y que no son graves, pero hay otras que pueden llegar a provocar dolor crónico y complicaciones, si no se tratan a tiempo.

Dejando a un lado las contracturas, la mayoría de los dolores de espalda se sitúan en la parte baja de la espalda, y están relacionados a una mala postura o una postura prolongada por mucho tiempo. Los dolores de espalda pueden limitar los movimientos y causar dolor, por ello que existen diferentes remedios y tratamientos según el caso.

Las lesiones de espalda más comunes y frecuentes son:

1.- Esguince lumbar o distensión. Esto se refiere a una lesión muscular en la parte baja de la espalda. La lesión puede ocurrir ya sea por levantar un objeto pesado, durante un traumatismo deportivo, o por levantar cosas con mala postura. La lesión se manifiesta con una hinchazón en las áreas alrededor de los músculos, generando espasmos en la espalda que pueden llegar a ser una lumbalgia.

2.-  Lumbago. Es un dolor en la zona baja de la espalda, la zona “lumbar”. Es causado por un daño en las vértebras, discos intervertebrales, ligamentos, o músculos. La lumbalgia aguda es cuando el dolor dura solo unos días, y la crónica, cuando dura más de 3 meses.

3.- Ciática. Es un tirón molesto que te deja paralizado de dolor e impide que uno se agache o camine. El dolor puede ser causado por un pinzamiento de las raíces del nervio ciático. Empieza en la parte baja de la espalda y se extiende hasta las piernas, pantorrillas, y pies.


4.- Hernia discal. Casi todas las hernias aparecen en la parte inferior de la espalda o la zona lumbar de la columna. Ocurre cuando una parte, o toda la parte central, de un disco intervertebral se desplaza por una parte debilitada del disco. Lo normal es que se manifieste con un dolor en la espalda y las piernas.

problema de espalda

¿Qué causa los dolores de espalda?

Entre las causas más comunes que provocan una lesión o dolor de espalda, están, sobre todo, las causadas por accidentes deportivos (y que pueden generar dolor crónico) así como las de movimientos simples en una mala postura.

Entre otros factores, también puede deberse a:

  • Mala condición física.
  • Obesidad.
  • Enfermedades internas (infecciones, coágulos, piedras en los riñones)
  • Osteoporosis.
  • Levantamiento de exceso de peso.
  • Mala postura al realizar actividades.
  • Pasar demasiado tiempo sentado.

Hoy en día, es muy común que muchos sufran de dolores de espalda debido a una vida sedentaria o trabajar demasiado tiempo sentado con una mala postura, o la espalda no recta o colocada contra el respaldo, por poner ejemplos. O personas que realizan levantamiento de materiales pesados en su trabajo.

Además de que las causas pueden ser físicas, también hay estudios que relacionan los problemas de espalda con la salud emocional o con el estrés.

Si uno sufre de problemas de espalda o algún tipo de lesión, lo más recomendable es primero asistir al médico para obtener un diagnóstico, y así saber qué tratamiento seguir y la gravedad del caso.

dolor espalda trabajo

Tratamiento para los dolores y lesiones de espalda

Después de que el médico realice una exploración de vértebras y pida realizar cualquier tipo de prueba necesaria, como una radiografía, por ejemplo, es cuando os pueden recetar algún tratamiento.

La mayoría de veces, las lesiones de espalda pueden tratarse con geles y cremas antiinflamatorias, así como con medicamentos analgésicos para lo mismo. También existen terapias que se pueden atender, sobre todo, visitando a un fisioterapeuta quien os puede ayudar con diferentes tipos de ejercicios y aparatos para recuperaros.

medico-dolor-espalda

Entre otras de las prácticas y disciplinas recomendadas, se encuentra la magnetoterapia, una medicina pseudocientífica que cada vez es más popular entre los deportistas de élite debido a que reduce los tiempos de curación y rehabilitación, siendo efectiva por los cambios celulares, fisiológicos y bioquímicos que genera en el organismo. Los campos magnéticos aplicados en el foco del dolor, ayudan a restituir el sistema biológico, aliviar el dolor, tiene un efecto relajante, así como antiinflamatorio, y estimula de forma natural diferentes procesos en el cuerpo.


Entre otras cosas, la magnetoterapia ayuda a regenerar y curar diferentes tipos de tejidos (óseo, muscular, etc.), y por ello que muchas personas y deportistas la utilicen para sus problemas de espalda, rodillas, piernas, contracturas, y otros problemas musculares. Por si fuera poco, la magnetoterapia también ayuda a tratar problemas emocionales que tienen un efecto sobre el organismo, como el estrés y la ansiedad, los cuales están muy relacionados a los problemas de espalda. Y también cuenta con la ventaja de que ayuda a curar diferentes tipos de enfermedades internas que pueden ser causantes del dolor o lesión.

La magnetoterapia ha sido clínicamente probada, y ha dado buenos resultados también para personas que padecen de osteoporosis, artritis, artrosis, fracturas, lumbalgias, y cualquier otro tipo de patología relacionada. Es por ello que está teniendo un auge como medicina alternativa, y se puede encontrar en diferentes tipos de clínicas que la manejen, centros especializados en el tema, sitios de rehabilitación, y fisioterapia. Resulta una buena práctica por ser segura, sin contraindicaciones, rápida, efectiva, indolora, y sencilla.

magnetoterapia

Es más recomendable asistir a este tipo de sesiones y terapia, puesto que los analgésicos y medicamentos pueden resultar ser muy fuertes para el cuerpo e incluso adictivos. Hay que tratar de mantener buenas posturas a la hora de estar sentados, tartar de llevar una vida sana con hábitos de buena alimentación y ejercicio, así como no levantar exceso de peso de forma incorrecta. Nada mejor que cuidar y tratar bien nuestro cuerpo para prevenir estas lesiones.